15ª semana: del 12 al 16 de enero

Estudiamos las características del texto científico.

Este es un ejemplo:

TEXTO: 

¿El agua también es inversión?

¿Cuál será la siguiente materia prima que entrará en la espiral alcista catalizada por el sentimiento de escasez?

Sin negar que existen argumentos más que sólidos para defender la continuidad de la fuerte tendencia experimentada por el crudo y el oro, debemos aceptar el reto de buscar nuevas alternativas para comenzar a diversificar.

La comunidad inversora está de acuerdo en estimar un fuerte crecimiento de la población mundial (ocho billones para el 2025) y que las economías emergentes, especialmente China, están viviendo un proceso de urbanización. ¿Por dónde empezarían si tuvieran que urbanizar y garantizar la calidad de vida de una población creciente? ¿Cuál es la materia imprescindible para cualquier urbe, que hoy sólo el 10 % de la población recibe de forma automática y que es tremendamente volátil en cantidad y calidad? El agua.

Se pierde entre un 20% y un 40% del agua en su transporte según se trate de una economía desarrollada o en vías de ello y esto se agrava por el hecho de ser necesarios, por ejemplo, 1000 litros de agua para lograr un kilogramo de pan. La antigüedad de las infraestructuras ronda los 100 años y la tasa de revisión, es mínima. Además, las catástrofes naturales, cuyos costes no son cubiertos por los seguros y cada vez más frecuentes por el mayor grado de concentración de la población, nos han enseñado que el control del nivel del agua, los sistemas descentralizados de potabilización y la tecnología para evitar las terribles epidemias generadas hacen de los fondos de inversión de agua una de las alternativas de inversión más prometedoras.

Juan Ramón Caridad – El Mundo
 
  Resumen del texto
  
 EL RESUMEN DEBE SER FIEL AL TEXTO ORIGINAL, SIN REPETIR SECUENCIAS NI ENUNCIADOS COMPLETOS DEL ORIGINAL, NO DEBE INCLUIR VALORACIONES NI JUICIOS PERSONALES Y NO DEBE SOBREPASAR UN TERCIO DEL TEXTO PROPUESTO.

 La humanidad necesita inmensas cantidades de agua para subsistir. Si tenemos en cuenta la cantidad de agua que se pierde en el transporte por la antigüedad de las infraestructuras y las necesidades cada vez mayores de países en desarrollo, invertir en agua se presenta como uno de los negocios más productivos en un futuro muy próximo.
 
Exposición crítica, argumentada, sobre el problema del agua a partir del propio texto:
   
 En este fragmento el autor presenta unos hechos: el agua es un bien necesario y escaso, cada vez lo será más y por eso invertir en agua es un valor seguro.

El agua cubre las dos terceras partes del planeta pero la utilización práctica de este recurso natural es complicada. Por un lado, la desalinización del agua del mar es costosa, la industria y la agricultura necesitan grandes cantidades de agua para su funcionamiento y sólo una pequeña parte de lo que resta es utilizado para consumo personal. La demanda de agua potable es tal que, en países como Estados Unidos, en algún momento el precio de la gasolina ha sido inferior al del agua embotellada.

La escasez de agua potable es angustiosa para millones de personas en el mundo, la crisis del agua, como la del hambre, son crisis silenciosas porque son constantes y no atraen la atención concreta de los medios de comunicación; aunque la adecuada gestión del agua, será en el futuro una de las grandes tareas de la humanidad ante el avance del cambio climático y el aumento de la presión sobre los recursos del agua en el planeta.

Por eso cada vez son más necesarias grandes inversiones en investigación e infraestructuras. Pero el problema surge cuando tales inversiones no  las llevan a cabo los estados, sino las empresas privadas. Los inversionistas han empezado a ver en la industria del agua una de las oportunidades más provechosas del siglo XXI. Sin muchos escrúpulos, sin tener en cuenta que el agua es uno de los problemas sanitarios más serios del mundo, lo que les preocupa es  obtener buenas cotizaciones en bolsa.

En resumen, es necesario reconocer que el agua es un derecho humano indispensable para todos los habitantes del planeta, que se debe tender a una distribución más justa de este recurso. Hay que procurar agua a toda la población  y no dejarlo en manos de los mercados mundiales, susceptibles de ser manejados por grandes empresas, que buscan, casi exclusivamente, grandes beneficios a sus inversiones.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.